Qué es y qué no es la enseñanza religiosa escolar

 

ES… NO ES…
Una materia que, desde una concepción de escuela al servicio de la educación integral de la persona en todas sus dimensiones, es necesaria en el marco escolar Una materia ajena y extraña a la escuela
Una materia escolar a la que se tiene pleno derecho, conforme a la Constitución y a los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede Una actividad extraescolar que se ofrece o no en los colegios, según lo decida el Consejo Escolar, el Director, los Profesores, la Asociación de Padres…
Una materia escolar regulada por una normativa oficial vigente, a cuyas exigencias (consulta a padres y alumnos, inscripción, profesorado, horario, programas, supervisión, etc.) se ha de ajustar Una actividad escolar a organizar según parezca o convenga
Una materia que la escuela debe ofrecer y que los padres pueden elegir o no para sus hijos Una materia obligatoria para todos los alumnos
Una asignatura que requiere la misma seriedad académica (contenidos, metodología, textos, evaluación…) que las demás Una asignatura poco importante, que da igual aprobar o no
Un cauce para el diálogo entre la fe y la cultura, con especial atención a los temas en los que esta materia y las otras se encuentran implicadas más directamente Una materia que aparece como un “añadido” o un “aparte” en el conjunto de las otras materias escolares
Una presentación concreta de la fe católica, impartida desde una actitud creyente y garantizada por la Iglesia Una información abstracta del hecho religioso, o una mera transmisión de la cultura religiosa en general
Un servicio que ofrece a la sociedad la Iglesia Católica – al igual que pueden hacerlo otras confesiones religiosas -, para todos aquéllos, católicos o no, que estén interesados en conocer o profundizar en la visión cristiana de la vida Un privilegio propio o exclusivo de la Iglesia Católica
Una explicación de los contenidos fundamentales de la fe, que se ofrece a quien quiera escucharla Una lista de dogmas, que se imponen autoritarimente
Una ayuda para conocer los criterios de comportamiento del creyente cristiano Un conjunto de principios éticos y preceptos morales
Una prepación para que el cristiano entienda mejor por qué lo es y cómo tendría que actuar, y los no cristianos conozcan cómo se expresa y qué lleva consigo el mensaje de Jesús Un ámbito propio para rezar, celebrar sacramentos o asumir compromisos cristianos
Un modo de acercarse al mensaje y acontecimiento cristiano, con las características propias del ámbito escolar: conocimiento de los contenidos de la fe, determinada visión de la persona y de su sentido último, inserción crítica en la sociedad, etc. Una repetición de la catequesis de la parroquia
Una materia que la Iglesia recomienda vivamente a todos los cristianos, entendiendo que es necesario integrar la dimensión religiosa como tal en la formación humana, sistemática y crítica que ofrece la escuela Una materia que la Iglesia impone como obligación para los cristianos