Semana Santa en la clase de Religión. Una experiencia en el colegio Jaime Balmes

Con motivo de la Semana Santa, en clase de Religión se estudia la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, su significado y reflejo en las tradiciones y manifestaciones religiosas por toda nuestra geografía. Ofrecemos aquí noticia del trabajo llevado a cabo por alumnos religión del colegio ”Jaime Balmes” de Vallecas (Madrid).

Con la actividad se pretende conocer la pasión, muerte y resurrección de Jesús a través de las procesiones que se realizan en España y su vocabulario específico. Los contenidos por cursos, referentes a este trabajo han sido:
1° Días importantes de Semana Santa. Su trabajo: realizar capiruchos de la Virgen.
2°Días de Semana Santa, sus procesiones y pasos. Su trabajo: capiruchos del Domingo de Ramos y pasó ” Jesús y la borriquita”.
3° La pasión de Jesús. Las bandas de música. Penitencia de los participantes en una procesión. Su trabajo: Capiruchos “los nazarenos”.
4° Imágenes para los pasos de las procesiones, sus componentes. La saeta. Su trabajo: realizar los pasos de Jesús lleva la cruz y la Virgen María.
5° Las cofradías y hermandades. Su trabajo: montaje de toda la maqueta.
6° Tradiciones y arte españolas de de Semana Santa. Su trabajo: restauración de figuras de años anteriores (banda de música y apóstoles).

Su profesora, Beatriz Porcuna, intenta fomentar, además,  valores sociales y cívicos con la exposición del trabajo, que es visitada por muchos alumnos de este centro de Primaria y por sus padres.

 

¿Quién soy yo, adónde voy y con quién?

¿Quién soy yo, adónde voy y con quién?

Recomendamos la lectura del texto del Dr. Enrique Rojas, publicado en la ‘Tercera de ABC’ y reproducido la web del Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas  (IEIP) de Madrid, bajo el título: ¿Quién soy yo, adónde voy y con quién?

Preguntas clave para construir el desarrollo personal y edificar el castillo de la propio felicidad.

 

Dar a conocer Cáritas a los alumnos del Instituto Villa de Vallecas

No hacemos eco de esta actividad llevada a cabo por Cáritas Madrid con 50 alumnos de tercero y cuarto curso de la ESO que han tenido la oportunidad de conocer la labor de Cáritas este mes de febrero, por medio de dos charlas de sensibilización sobre Cáritas y el voluntariado en el Instituto Villa de Vallecas.

Las charlas fueron impartidas por José y Luis, voluntarios del equipo de Comunicación de la Vicaría IV de Cáritas y asistieron alumnos de tercero y cuarto curso de la ESO. En total asistieron unos 50 alumnos aproximadamente. Acompañó a los voluntarios Concha Tomé, profesora de religión del colegio, que ayudó a los voluntarios para que las charlas se desarrollaran bien.

Tras contar a los alumnos qué es Cáritas, partiendo de la explicación de su logotipo, se proyectó el vídeo que el publicista Alejandro Toledo cedió gratuitamente a Cáritas, en el que se ve a un padre joven con su hija pequeña acudiendo a un comedor social. El mensaje que se quiso transmitir es que nadie está exento de caer en una situación de exclusión o de pobreza, que a todos nos puede pasar y que no podemos cerrar los ojos ante una realidad como esa.

Seguidamente se trabajó con los jóvenes con una dinámica en la que se simula que se circula por el metro en cuatro líneas (enriquecerse, consumismo, egoísmo y la propuesta de Cáritas) que representan distintas maneras de enfocar y ver la vida.

Con esta actividad se presentan los valores que defiende Cáritas como una opción de vida contracorriente pero que vale la pena.

Los alumnos fueron muy participativos, algunos incluso tenían alguna experiencia de voluntariado y las charlas resultaron muy provechosas y amenas.

Para finalizar se les puso el vídeo “Contando Cáritas a los más pequeños” (abajo) en el que se describe muy bien la desinteresada labor que realizan los voluntarios.

Se animó a los chavales a hacerse voluntarios en el futuro y a ser sensibles a la realidad de pobreza que existe a su alrededor.

Damos las gracias a Conchi y a todo el Instituto Villa de Vallecas por lo bien que nos han acogido y por el interés mostrado por nuestra institución.

 

 

Ecos de la XXXII Jornada Diocesana de Enseñanza

Profesores están haciéndonos llegar, por distintos medios, el eco de nuestra Jornada “Creemos en la educación, construimos la casa común” del pasado sábado 4 de marzo.

Colgamos el e-mail de Sandra, que nos autoriza a publicar.

 

Buenas tardes:

Después de una mañana cargada de encuentros, experiencias y con muchas más ganas de salir el lunes de nuevo a esa plaza pública de las aulas… Si, dar las gracias a todos y cada uno de los que habéis hecho posible esta XXXII JORNADA DIÓCESANA.

Gracias por vuestro esfuerzo, por esas horas de trabajo, que como hoy decía el mago, no se ven, pero nos dejan con la boca abierta.

Gracias  por hacer posible que la labor docente no sólo se renueve sino que se vuelva mucho más entusiasta;

gracias por invitar a volver la mirada a la experiencia fundante de nuestra relación como discípulos y que esta tenga sentido en nuestro día a día, aprendiendo del MAESTRO.

Y gracias personalmente por haberme abierto las puertas de esta gran Casa que es nuestra Archidiócesis;

gracias por hacerme sentir pequeña, pero parte viva de su construcción;

gracias por  acompañarme y sentir que no camino sola y gracias por darme la oportunidad de vivir, estar y trabajar allí y con quienes quiero estar.

Gracias de forma especial porque me siento llamada pero también enviada, da igual dónde, porque cada centro, cada Alumno es impresionante y lleno de desafíos. 

Gracias una vez más por todo. Un abrazo.

Sandra Román

Celebración de la XXXII Jornada Diocesana de Enseñanza

El 4 de marzo de 2017 celebramos la XXXII Jornada Diocesana de Enseñanza, bajo el lema “Creemos en la Educación. Construimos la Casa Común”, donde se han encontrado unas cuatrocientas personas de diferentes ámbitos educativos: profesores de religión, equipos docentes de colegios diocesanos, educadores cristianos, representantes de escuela católica…

Tras la oración inicial, Mons. D. Carlos Osoro, Cardenal-Arzobispo de Madrid, realizó la primera intervención de la mañana bajo el título: “Creemos en la Casa Común, educamos para la Casa Común”.

Javier Elzo (Catedrático Emérito de Sociología de la Universidad de Deusto) nos ilustró sobre la situación de “Los jóvenes, su sociedad y contexto” desde su solvente experiencia en este campo.

Tras la pausa, Javier Cortés (en la actualidad, Director del colegio Summa Aldapeta en San Sebastián), interpeló al auditorio con el tema: “La Iglesia, comprometida con la educación en una sociedad plural”.

Álvaro Conde, maestro y mago, animó a los asistentes a vivir con ilusión la tarea educadora para convertirla en algo mágico mientras nos deleitaba con su humor y buen hacer.

La Jornada fue clausurada por la Delegada Episcopal de Enseñanza,  Inmaculada Florido, agradeciendo a todos su presencia y alentándoles en su tarea cotidiana en educación.

@dee_archimadrid   

Educar la mirada, abrir el corazón. Menores migrantes, reto y esperanza. 11 de febrero de 2017, 10.30 h, en el Colegio Arzobipal

Exposición de belenes escolares realizados por alumnos de Religión

Os ofrecemos aquí una muestra fotográfica de algunos belenes realizados por estudiantes de Religión en centros educativos de nuestra diócesis y aprovechamos con ello a desearos a todos una muy FELIZ NAVIDAD.

¡¡Podéis enviarnos más!!

El Posadero

CUENTO DE MARÍA DEL CARMEN RAMOS PUEYO (SEVILLA, NAVIDAD 2016)


 “…a la huella, a la huella. José y María.  Con un Dios escondido, nadie sabía” (Villancico popular argentino)

El Señor Gamaliel se afana en pintar su posada y sacar de la bodega todo aquello que se parezca a una cama o a un catre. La autoridad ha ordenado, que todas las personas se empadronen en la ciudad donde han nacido sus antepasados. Se frota las manos porque Belén es una de esas ciudades. Se llenará de gente.

Las caravanas se acercan a la ciudad. Todos protestan y gritan contra la autoridad porque les ha obligado a salir de sus casas y caminar muchos días. El trasiego de gente es asfixiante. El señor Gamaliel no admite a cualquier persona. Él solo recibirá a los  forasteros con dinero

Al caer la tarde llega un hombre joven pidiendo posada. Su mujer va montada en un borriquillo y está embarazada, muy pronto dará a luz. Vienen de Nazaret. El posadero los mira y piensa que no le interesan, porque un parto en estas circunstancias estropearía el negocio. Además, ¿dónde los mete? Todo está lleno, que se busquen la vida.

De madrugada, como si fuera un huracán empiezan a llegarle noticias. Vecinos y amigos llaman a la puerta de la posada. Están indignados. Se quitan la palabra unos a otros, echan en cara al posadero no haber acogido a una madre a punto de dar a luz.

  • ¡Gamaliel!, ¡Gamaliel! ¿Qué has hecho amigo? Se leerá a través de generaciones “…y dio a luz…lo acostó en un pesebre, porque no había hallado lugar en la posada” Has cerrado tu puerta al “Esperado de Israel”
  • ¡Vecino Posadero! Solo te interesa engordar tu bolsillo.

El Señor Gamaliel alza sus brazos y grita:

  • ¿Qué pasa? ¿Quién me ha pedido posada y no se la he dado? ¿De qué me estáis hablando?
  • Los pastores de las montañas han contado que en Belén ha nacido el Mesías anunciado. -Dice un vecino- Ellos ya lo han visto. Cantaban unos ángeles.
  • Pero, ¿quién se fía de los pastores?
  • Yo lo he visto. – Explica la lavandera-. He estado allí. El Niño ha nacido en una cueva porque tú no le has dado posada. Se necesita tener la cabeza dura para dejar pasar al mismo Dios que llama a tu puerta. Además has mentido, porque había sitio en tu posada.
  • ¡Fuera de aquí! —grita el posadero y cierra la puerta.

El Señor Gamaliel está agotado. Las noticias, que ha oído, dan vueltas en su cabeza. La gente está loca —piensa— Sube a la azotea y se sienta, necesita despejarse. Mira al cielo y observa cómo una de las estrellas se dirige hacia las montañas. Se levanta y grita:

  • ¡Una estrella se mueve! ¿Yo también me estoy volviendo loco? Ángeles que cantan, pastores que engañan, he echado al Mesías de mi casa y ahora la estrella que vuela.

El posadero se coge la cabeza con las manos y piensa ¿Qué he hecho yo? ¿Qué pasa que todo el mundo  me culpa? ¿Qué es esta historia? Un recuerdo llega a su mente. Cuando era niño su padre le dijo que era Belén la ciudad donde iba a nacer el Mesías. Lo había olvidado. El vive para sus negocios y sabe poco de estas cosas, pero que le digan que ha cerrado la puerta a un niño  eso no lo consiente. Del fondo de su corazón dice con palabras cansadas pero sinceras:

  • Perdón, perdón. Y ahora ¿qué tengo que hacer?

De la calle sube el sonido de una flauta. El Señor Gamaliel no comprende nada, pero ha decidido asumir todo lo que le vaya ocurriendo. El pastor de la flauta le dice que la madre del Niño quiere hablar con él.

Caminan juntos hacia el Portal. El posadero recuerda la imagen de la joven embarazada que se paró ante su puerta. Cómo le gustaría volver la historia al principio, la acogería  a ella y a su marido en la mejor habitación, pero ya era tarde.

Llegan al Portal. El posadero no se atreve a entrar. María sale a su encuentro y le dice:

  • No es tarde. Todavía es tiempo. El Señor volverá a pasar. Abre bien los ojos de tu corazón porque llamará a tu puerta “disfrazado, como joven sin trabajo, como una familia con hambre, como un anciano solo, como un enfermo que no tiene para curarse, como un niño abandonado, como un extranjero sin papeles, como mujer maltratada… Pasará y entonces no pierdas de nuevo la ocasión de abrirle la puerta, hazle entrar para curar sus heridas y atenderlo con todo el cariño que puedas.

Suena la música. Es la fiesta. Toda la ciudad de Belén está presente en el Portal, para cantar al Niño, abrazar a María, ayudar a José y felicitar al posadero porque acoge en su corazón a Dios Niño.

El Señor Gamaliel volvió a su casa cantando:

Es mi casa tu hogar, llama a la puerta”.

Descarga en Word

Educar la mirada, abrir el corazón

Con el tema “Educar la mirada, abrir el corazón”, José Luis Pinilla, sj, ha ayudado al grupo de educadores cristianos que, procedentes de centros públicos y concertados, ha acudido a la convocatoria, a contemplar a migrantes y refugiados como iconos que nos interpelan. Una invitación a dejarnos mirar por ellos, a fijarnos en los matices, a dejar que nos hablen…

La propuesta de trabajo ha sido contemplar, contemplarlos, desde la doble perspectiva: la vulnerabilidad y las posibilidades y riqueza que aportan al bien común desde los valores, la cultura, la religiosidad, los trabajos que desempeñan… Una riqueza que necesitamos visibilizar.

¿Somos conscientes de qué ocurriría si una mañana madrileña tantos ciudadanos migrantes, casi invisibles, no acudieran a su trabajo?

También en el aula la diversidad aporta riqueza, abre la mente y el corazón. También en el aula necesitamos educar en y desde la diversidad que siempre es posibilidad de más y mejor, sean culturas, tradiciones, ideas…

 

ec-11

Educar la mirada, abrir el corazón. Migrantes y refugiados. 26 de noviembre 2016

oedxno